LEMA DE LA CONGREGACIÓN Y EL COLEGIO

LEMA DE LA CONGREGACIÓN Y EL COLEGIO

MESAS DE EXAMENES PENDIENTES -3 Y 4 DE MARZO



DIA HORA       MESA DOCENTES
JUEVES 3 08.30 CS BIOLOGICAS CICARELLI
  1º B Y 3º B GRANATA
  QUIMICA BRUNO
  4 º AÑO A-B  
    
DIA HORA MESA DOCENTES
JUEVES 3 08.30 ED CIVICA RUIZ DE MAZZEO
    1º AÑO  
    EC Y CONTABILIDAD RUIZ DE MAZZEO
    3 AÑO






SOCIOLOGIA ARG SANTIBAÑEZ
    5 AÑO


 
    HISTORIA SOUSA
      2º AÑO ERRECALDE
       
   
DIA HORA MESA DOCENTES
JUEVES 3 08.30 MATEMATICA REDONDO
  1º AÑO GERAGTHYU FLEMING
  2º AÑO CORONADO
  3º AÑO



 
DIA HORA MESA DOCENTES
JUEVES 3 10.15 INGLES CABALLERO
    2º AÑO FADEL
      YESKO
       
    LENGUA Y LIT. PORTELLI
    1º AÑO  MAYA
       
 


MESAS  VIERNES 4 DE MARZO   
DIA HORA MESA DOCENTES
VIERNES  08.30 FISICOQUIMICA SOUTO
    3º AÑO GERAGTHY FLEMING
    FISICA   
    4º AÑO  
       
       
       
       

LEMA DE LA REGIÓN VENERABLE PADRE AUGUSTO ETCHECOPAR

LEMA DE LA REGIÓN VENERABLE PADRE AUGUSTO ETCHECOPAR


Un año más de trabajo comienza, como siempre, un tiempo de descanso lo precede como pidiendo paso
para alcanzar las huellas del que dará sentido a todo lo que vamos a hacer y vivir en este 2016.

Es el Nazareno, el Peregrino del Amor.
En el 2015 le pedíamos VER, ¿Qué quieres que haga por ti?... Señor, que yo vea… Lo quiero, tu fe te ha salvado…

Hoy, nos sumamos a la multitud que lo sigue.
Cada uno a su manera le dice: “quiero ser tu discípulo”, “quiero compartir con los demás la alegría que me ha dejado el encuentro sanador que he vivido con vos”. Me gozo también en que no camino solo,sino en comunidad: ¡eso me da más fuerza!. …Jesús va adelante misericordiando. Y vamos aprendiendo de su pedagogía amorosa y humilde.

En cada esquina existe la posibilidad de un nuevo “encuentro”. Ocasión de liberación para con toda esclavitud oculta en el fondo del corazón…

Algunos son indiferentes con el peregrino… ¿de dónde salió este que pasa…?

Así, pierden la oportunidad de ser amados y sanados. Siguen encerrados en sus angustias, su pecado. Eligen el aislamiento, la dispersión, el sinsentido… su libertad está mundanizada…

Ya no vivimos “en el mejor de los mundos posibles” (como decía un filósofo optimista…),
 sino que además, muchos padecen como nunca a causa de las estructuras injustas que animan la vida de los hombres. Son aquellos que no son tenidos en cuenta, no están en la “red” (web) de “los normales”...

Por lo visto, entre las 153 especies de peces conocidas en la época de Jesús todavía (cf. Jn 21) hay muchas aún desconocidas, minusvaloradas o simplemente excluidas por los hombres de este tiempo. Como bichos de descarte, suelen quedar afuera… destinados a degradarse, o tal vez secarse y morir al sol...

Se encuentran por todas partes, en nuestros trabajos, en nuestras instituciones, en las calles, en casa…
Sólo un gesto de misericordia a la manera de Jesús, puede rescatar al que está solo y desamparado. Lo sabemos porque si Jesús pasó por nuestra vida alguna vez
(y seguramente lo hizo…) tuvo ese mismo gesto con nosotros que andábamos tan seguros como Pedro o como Magdalena… Sus “oficios” también necesitaban un día en que, acabados los cálculos humanos, la sorpresa del AMOR VERDADERO llegara a sus vidas… para que lo dejen todo y lo sigan.
Lo que ocurre es que este Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo ha querido AMAR y hacerse AMAR “sorprendiendo”.

Por medio de su Hijo nos enseñó que viene al encuentro de toda persona que sufre en su interior. Lo consuela, vendando sus heridas con el aceite de la misericordia. Lo restaura, lo dignifica, lo incluye. Lo pastorea porque sabe que no hay “pez de descarte” ni “oveja negra” que no valga la pena. Hay que salir a buscarlos.
Así nos desafía a vivir la alegría del “rescate” de sus hijos, ganándolos con un gesto de Amor inesperado, con una invitación que los dignifique y los haga sentir nuevamente como Hijos de dios confiados en El y no esclavos temerosos. Los sorprende con su ternura y nos sorprende con la respuesta del que se siente amado.
La Iglesia misma es heredera de esta misión que será insustituible e impostergable: EVANGELIZAR sorprendiendo con el amor del Padre.

Los betharramitas, en particular, estamos llamados a manifestar y reproducir estos gestos del Corazón de Jesús, su ternura y misericordia: esa es nuestra primera MISIÓN. Abajarse para elevar al pobre y al desvalido. Alzarlo de la basura de este mundo más por amor que por cualquier otro motivo. Desencadenarlo de los pesados eslabones que nos tienden: el “enemigo de la naturaleza humana”, la mundanización, que nos seduce y nos lleva a dejarnos arrastrar por la carne a la esclavitud y a la muerte...

Por esto, les propongo como LEMA de este año 2016:


¡DEJÉMONOS SORPRENDER POR DIOS!

¿Será que estamos dispuestos a hacerle gustar y ver a nuestro hermanos más pequeños: ¡Qué Bueno es el Señor y cuánto goza quien se refugia en su Amor! (Smo. 33)?

¿Podremos ser testigos y artífices de la ternura y la misericordia del Padre: sorprendiendo al que sufre y espera…? ¡Dejémonos sorprender por Dios!
Son palabras del Papa Francisco en una de sus tantas alocuciones exhortativas que aparecen en el texto de la Bula del inicio del Año de la Misericordia.

Es como un ruego y a la vez un consejo.

· ¡Dejémonos sorprender por un Padre que nos ama, que nos regala el perdón, que piensa con amor en nosotros y en todos los hombres y mujeres de este mundo!
· Un Padre que vela para que fundemos nuestra vida en nuestros deseos más santos, los que van de la mano de sus consejos de Padre Bueno. ¡Sólo Dios es Bueno!
· Un Padre que a la vez nos invita a dejarlo todo, dárselo a los pobres y a seguirlo y nos promete que un tesoro mayor nos esperará…

Porque este Dios en que creemos y que no deja de amarnos y desea que lo amemos se vale frecuentemente de la sorpresa para manifestarse al hombre (lo sabemos porque lo contemplamos en Jesús, en su estilo de ir al Encuentro, de sorprender a todos, de consolar…).

· Nos sorprende por las oportunidades que genera entorno nuestro, y a las que hay que estar atentos!!.

· Nos sorprende por la intensidad de las experiencias que nos invita a vivir!!.

· Nos sorprende por su generosidad sin límites y su sabiduría: cuando lo contemplamos en la verdad del pobre, el huérfano, la viuda y del extranjero.

· En fin, nos colma con su alegría y con su paz, porque sabe que sin Él nada somos.

Les comparto un recuerdo de infancia…
Cuando era pequeño, solía gozar de las “sorpresas gastronómicas” de mi madre (que cocinaba muy bien...) Desde lejos, al regresar de jugar en la calle, mientras caminaba por el largo pasillo que antecedía a mi casa, había aprendido a distinguir los olores de sus más ricas comidas. A veces, apostaba a acertar (y frecuentemente lo hacía…), pero lo más lindo es que todo eso tenía siempre “olor a sorpresa”. La sorpresa del amor hace gustar de las cosas más simples de la vida y valorarlas para compartirlas…

En ocasiones, la sorpresa era develada, pero en otras no… conservaba siempre algo de misterio, y eso la hacía más interesante. Es que el amor hecho alimento hacía desplegar el deseo y anticipaba el encuentro…

Piensen si no en la Eucaristía, un Dios que en el colmo del Amor no solo se hace Hombre, y ocupa el lugar de todas las víctimas, sino que se queda con nosotros para siempre como Alimento de Eternidad, Pan de Vida.
Lo mismo ocurría cuando mi padre, que era marino mercante, llegaba de viaje al puerto… ¡cuánta expectativa hasta que atracaba el barco en el muelle…! ¡Cómo esperábamos subir al barco, entrar al camarote… como gozaba de la sorpresa de algún regalo (que aunque fuera muy simple, siempre nos traía a todos…). La ilusión de un niño podía recargar las baterías del amor en un solo gesto.

Así aprendí que nos sucede algo parecido con ese Dios que esperamos cada año en el Adviento, en la Pascua, en la vida vivida peregrinación hacia Él… Sabemos que nos ama, y el deseo anticipa la espera…

Betharramitas: ¡Qué lindo celebrar así también el Amor de Dios! .
Pero sobre todo, y esa es la propuesta, el hacer sentir ese amor a los que viven con nosotros, a los que tenemos a cargo, a los que nos ayudan en el camino, a los que más lo necesiten…! “Primerearlos con la sorpresa del Amor” diría Francisco….
En este año que comienza les envío mi abrazo muy fraterno y les deseo que no midan el Amor que van a dar en fidelidad a la Misión que Betharram les encomienda cualquiera sea la posición que ocupen en nuestra familia. ¡Hemos recibido del Señor gratuitamente, demos también gratuitamente para la construcción de su Reino!
En comunión de oraciones con Jesús, María de Betharram y San Miguel Garicoïts.


Gustavo scj

SAN JOSE

SAN JOSE
Ruega por nosotros en el año del bicentenario de la Revolución de Mayo. 1810-2010